Las armas de defensa personal

Un arma de defensa personal no es un objeto animado con una mente propia, no piensa por sí mismo, y no se siente enroscado, esperando la oportunidad de golpear a alguien. Un arma de defensa personal es una herramienta, no más. Y al ser una herramienta, lo que hace depende completamente de lo que haces con ella. Un arma puede ser muy útil para mantenerte seguro. Sin embargo, tienes que recordar algunas cosas determinadas.

Tener un arma no te salva

Una vez que tienes un arma, no significa que estés automáticamente a salvo. Entonces, no vayas a caminar a una parte mala de la ciudad, en medio de la noche, llevando un puñado grande de dinero. Y no te enfades con el líder de la pandilla local solo porque tiene un arma en el bolsillo.

Necesitas aprender cómo funciona un arma

Y aún más importante, necesitas tener confianza en tu habilidad para usarlo. El solo hecho de tener un arma no significa que seas de ninguna ayuda. Esto es realmente un gran problema entre los no informados.

Muchas personas han resultado gravemente heridas en encuentros violentos con un arma de defensa personal en sus manos. En el estrés del momento, no pensaron usarla o dudaron de su capacidad para impactar la situación. 

Entonces, si estás pensando en llevar un arma de defensa personal, asegúrate de estar preparado para aprender a usarla y practicar para ser hábil con ella. También debes estar preparado para usar el dispositivo para protegerte. Nunca lleves una Arma de seguridad personal con la intención de apuntar a tu agresor. Esta es una forma segura de que te quiten el arma y la usen en tu contra. Entonces, si no estás preparado para usarla de manera decisiva, no la lleves. Si deseas tener un arma de defensa personal puedes mirar en armeria online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *