10 cosas que sólo entenderás si vives en la playa

Para la mayoría de personas, la playa es un destino al que ir de vacaciones, o bien, un día ocasional, en el que descansar y disfrutar del relax.

Pero si vives en una de esas maravillosas casas en Alella junto a la playa, seguro que entenderás a la perfección nuestro post de hoy.

1. Entiendes que la playa no es sólo para el verano

Abrigarse y caminar en una playa desierta en invierno es una experiencia única y vigorizante.

2. Sabes que tienes mucha suerte

Después de todo, puedes vivir en un lugar que la gente anhela visitar todo el año.

3. Has descubierto que puedes encontrar soluciones a la mayoría de los problemas sentándote en la playa y mirando hacia el agua

Del mismo modo, si necesitas algo de inspiración, lo encontrarás cavando los dedos en la arena.

4. Te tomas como algo personal cuando la gente deja basura en la playa

Seguro que no la dejan en su casa, en su jardín o en su terraza, así que ¿por qué la dejan en la playa?

5. Siempre tienes algo que hacer cuando vives cerca de la playa

Incluso si sólo es sentarse en la playa, es una manera perfectamente válida de pasar el tiempo, a diferencia de cualquier otro lugar, donde sentarse y no hacer nada es claramente una pérdida de tiempo.

6. Cualquier alimento sabe mejor sentado en la arena

Aun mejor si se ha preparado en la playa. Has perfeccionado el arte de preparar y comer alimentos en la playa sin ingerir arena, y es una habilidad para ser envidiado por el visitante casual de la playa.

7. Nunca te aburres de la vista

Especialmente las puestas de sol. Y los amaneceres. Y durante el mediodía.

8. Has aceptado que tu casa nunca estará completamente libre de arena

Lo mismo ocurre con tu coche, ropa, cabello y mascotas.

9. Puedes clasificar instantáneamente a los visitantes con solo mirarlos

Esta categorización te permite predecir su comportamiento en la playa, lo cual te brinda horas de entretenimiento mientras observas y asientes a sabiendas.

10. Esperas no perder nunca la emoción  infantil de la playa

El placer de encontrar y recolectar conchas bonitas, o encontrarte con pequeñas criaturas marinas en pequeños charcos de agua, no está reservado para niños o visitantes ocasionales.

¿Quieres añadir algo más? ¡Esperamos tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *